Una alternativa muy ecológica: Las compras de segunda mano

Los productos de segunda mano puede ser una alternativa ya que el nivel de consumo medio por habitante en el mundo desarrollado exige un mínimo que nos garantiza una comodidad no negociable para la mayoría. Mantenernos comunicados las veinticuatro horas mediante Internet o teléfono, comprar el bolso más buscado o obtener el auto deseado son exigencias más que caprichos, dada la sociedad en la que vivimos.

No obstante, la situación económica y el medio ambiente nos han recordado que dicho ritmo debe descender, por lo que lujos y extravagancias comienzan a encontrar límites y se buscan soluciones alternativas. Es en este momento donde ha tomado mayor fuerza un tipo de comercio olvidado en los últimos tiempos: el mercado de la segunda mano. Aunque siempre ha encontrado un gran público entre compradores de motos y autos usados, una infinidad de otras posibilidades han sido ignoradas durante años.

¿Por que los Productos de segunda mano son ecologicos?

Los productos de segunda mano se caracteriza por ayudar al planeta y a nuestro bolsillo. La parte económica es conocida por todos, ya que los objetos de segunda mano suelen costar un porcentaje menos siendo los mismo que encontramos en la tienda, sin embargo su lado más ecológico no. Las principales características que sustentan su base ecológica son:

  • Disminución de los residuos provocados por la acumulación de tecnología un poco anticuada. Lo que para ti es un ordenador que no te sirve para otro significa la solución a sus problemas.
  • Ahorro de energía y materias primas en la fabricación de nuevos productos. El consumo y reciclaje son una posible solución ecosostenible que no solo ayuda al cuidado del medio ambiente, también a nuestra economía personal.
  • A diario miles de bolsas y envases de plástico cuya función es presentar los productos nuevos llegan al mar. Evita este tipo de contaminación reduciendo los envoltorios de los productos. En el caso de los bienes de segunda mano este factor queda totalmente eliminado al haberse desechado el envoltorio con su primer dueño.

Opciones para adquirir productos usados

Si tras estos argumentos la posibilidad de adquirir bienes de segunda mano te ha convencido, descubre cuál es tu opción favorita para empezar a comprar:

  • Comprar por internet mediante las webs de avisos clasificados. Encontrarás todo tipo de productos desde el sillón de tu casa y podrás comparar productos similares para optar por el más conveniente en cuanto a características y precio.
  • Acudir a las tradicionales tiendas y mercados de segunda mano. Encontrarás productos que ni siquiera te has planteado comprar en este mercado.
  • Acudir a periódicos y revistas con apartado para clasificados. Anuncios por palabras que ofrecen objetos de segunda mano a poco precio incluso gratis.
  • El tradicional traspaso entre familiares y amistades que normalmente no conllevan un gasto, y si lo tienen es inferior respecto al mercado abierto.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *