Aparatos para la sordera: Clases y sus beneficios

Los aparatos para la sordera en la historia

Con el paso de los años, el oído como otras de las capacidades de las que podemos disfrutar al completo mientras somos jóvenes, comienza a perder su efectividad y por ello debemos de buscarle una solución lo mas pronto para conseguir volver a tener nuestras capacidades a su máximo rendimiento. Para ello, durante toda la historia se ha ido investigando como se puede crear aparatos para la sordera y que pudiesen a combatir este mal sin problemas, para así ayudar a los afectados en el volver a escuchar o al menos hacerlo lo mejor posible.

aparatos para la sordera

Los primeros inventos fueron muy poco efectivos, además de ser realmente grandes e incómodos para su uso diario, pero con el tiempo se han ido siendo desarrollando diferentes tipos de aparatos para la sordera, con mejores tecnologías hasta llegar a la actualidad, donde sin lugar a dudas tenemos verdaderas obras de arte. Estos aparatos para la sordera, han logrado que mucha gente haya pasado de encontrarse totalmente aislado del mundo auditivamente a poder disfrutar de muchos de los sonidos que eran privados anteriormente.

Retro-auriculares

Este tipo de aparato para la sordera, se coloca en la parte trasera de la oreja para adaptase a la forma de esta, con un dispositivo curvado y muy cómodo, que además de esconderse para pasar lo más desapercibido posible, es tan preciso que incluso hace que la persona que lo lleva puesto se olvide de él.

aparatos para oir

Estos aparatos son llamados también BTE y pueden ser fabricados a medida, según el nivel de pérdida auditiva que tiene cada cliente. Suelen ser muy resistentes y duraderos, además de que las reparaciones son fáciles, rápidas y baratas.

Intra-canal

Audifono detras de la oreja

Los aparatos para la sordera Intra-canal, son también llamados ITC y también pueden diseñarse a su medida. Su tamaño es mucho más reducido que los retro-auriculares y su colocación se orienta mucho más hacia dentro del oído, camuflándose mucho mejor para que así sus usuarios se olviden de sentirse incómodas al llevarlo.

Debido a su reducido tamaño, el de sus componentes también es proporcionalmente menor por lo que no se puede pedir que realice una gran función auditiva; esto significa que solo podrán ser utilizados por personas que necesiten recuperarse de una sordera leve.

Canal completo

Estos aparatos para la sordera de canal completo o también CIC, al igual que los otros dos nombrados, se pueden hacer a medida y son los que menor visibilidad tienen, al ser colocados muy profundamente en el interior del conducto auditivo.

Además de su escasa visibilidad, estos aparatos llegan a mejorar notablemente esas las molestias por el ruido que genera el fuerte viento al caminar por la calle y la retroalimentación casual al acoplarse con el altavoz de un teléfono. Al tener un tamaño muy reducido, su gran defecto es la pila ya que esta no tiene mucha durabilidad y con el contacto de la cera y la humedad que se encuentran en los oídos, es mayor la posibilidad de que tengas que acudir en más ocasiones al especialista para realizar reparaciones.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *